Portada » La ciencia de la “gestión de personal” 15 y último.

La ciencia de la “gestión de personal” 15 y último.

by Donal Sandro Noblejas Huaman

Hola mi nombre es donal Sandro Noblejas Huamán de Lima Perú 🇵🇪 hoy vengo con otro artículo de  Recursos humanos y como siempre y en cada uno de ellos completamente solo y me agrada porque se aprende, y como siempre sin empresas, personas, familiares, ni el estado ni ningún tipo de ayuda cuidado con los estafadores solo en mis tiempos libres redactando jejeje, bueno ahí vamos.

 la Ley Federal establece prohibiciones relacionadas con la función pública. En particular, en relación con la función pública, un funcionario tiene prohibido:

“1) participar de forma remunerada en las actividades del órgano de dirección de una organización comercial, salvo los casos establecidos por la ley federal;

2) cubrir un puesto de servicio civil en caso de:

a) elección o nombramiento para un cargo público;

b) elección para un cargo electivo en un organismo de gobierno local;

c) elección para un cargo electivo remunerado en el órgano de un sindicato, incluso en el órgano electo de una organización sindical de base creada en un organismo estatal;

3) realizar actividades comerciales;

4) adquirir, en los casos previstos por la ley federal, valores de los cuales se puedan recibir ingresos;

5) ser abogado o representante de asuntos de terceros en el organismo gubernamental en el que desempeña un cargo de servicio civil, salvo disposición en contrario de esta Ley Federal y otras leyes federales;

6) recibir remuneraciones de personas físicas y jurídicas en relación con el desempeño de funciones oficiales (obsequios, remuneraciones monetarias, préstamos, servicios, pagos por entretenimiento, recreación, gastos de transporte y otras remuneraciones). Los obsequios recibidos por un funcionario en relación con eventos protocolarios, viajes de negocios y otros eventos oficiales se reconocen, respectivamente, como propiedad federal y propiedad de una entidad constitutiva y son transferidos por el funcionario según una ley a la organismo estatal en el que ocupa un cargo de función pública, con excepción de lo establecido por el Código Civil;

7) viajes en relación con el desempeño de funciones oficiales fuera del territorio  a expensas de personas físicas y jurídicas, con excepción de los viajes de negocios realizados de conformidad con los tratados internacionales o de forma mutua por acuerdo entre órganos del gobierno federal, órganos gubernamentales constitutivos y órganos gubernamentales de otros estados, organizaciones internacionales y extranjeras;

8) utilizar, para fines no relacionados con el desempeño de funciones oficiales, medios de logística y otros apoyos, otros bienes del Estado, así como transferirlos a otras personas;

9) divulgar o utilizar para fines no relacionados con la función pública, información clasificada de acuerdo con la ley federal como información confidencial o información patentada que llegó a su conocimiento en relación con el desempeño de funciones oficiales;

10) permitir declaraciones, juicios y evaluaciones públicas, incluso en los medios de comunicación, sobre las actividades de los organismos estatales y sus líderes, incluidas las decisiones de un organismo estatal superior o de un organismo estatal en el que un funcionario ocupa un puesto de servicio civil, si esto es no incluido en sus responsabilidades laborales;

11) aceptar, sin el permiso por escrito del representante del empleador, premios, títulos honoríficos y especiales (excepto científicos) de estados extranjeros, organizaciones internacionales, así como partidos políticos, otras asociaciones públicas y asociaciones religiosas, si sus responsabilidades laborales incluyen interacción con estas organizaciones y asociaciones;

12) utilizar las ventajas del cargo oficial para la campaña electoral, así como para la campaña sobre cuestiones de referéndum;

13) utilizar poderes oficiales en interés de partidos políticos, otras asociaciones públicas, asociaciones religiosas y otras organizaciones, así como expresar públicamente su actitud hacia estas asociaciones y organizaciones como funcionario público, si esto no forma parte de sus funciones oficiales;

14) crear estructuras de partidos políticos, otras asociaciones públicas (con excepción de sindicatos, veteranos y otros organismos públicos de aficionados) y asociaciones religiosas en organismos estatales o contribuir a la creación de estas estructuras;

15) dejar de desempeñar funciones oficiales para resolver una disputa oficial”.

Después del despido de la función pública, un ciudadano no tiene derecho a:

“1) ocupar puestos por x años, así como realizar trabajos bajo los términos de un contrato civil en organizaciones, si determinadas funciones de gestión estatal de estas organizaciones estuvieran directamente incluidas en sus responsabilidades laborales;

2) divulgar o utilizar, en interés de organizaciones o individuos, información de naturaleza confidencial o información patentada que haya llegado a su conocimiento en relación con el desempeño de funciones oficiales”.

 Política de Estado en el ámbito de la gestión de recursos laborales: objetivos, formas, medidas, orientaciones.

El sistema estatal de gestión de los recursos laborales incluye un conjunto de autoridades y órganos de gestión estatales legislativos, ejecutivos y judiciales que regulan centralmente las principales relaciones socioeconómicas del país, así como los métodos de gestión y el mecanismo para su uso.

Objetivos : adopción de leyes, seguimiento de su implementación, desarrollo e implementación de políticas y recomendaciones en el campo de las relaciones sociales y laborales.

en el país, abarcando temas de remuneración y motivación laboral, regulación del empleo y la migración, legislación laboral, niveles de vida y condiciones de trabajo, organización laboral y situaciones de conflicto, etc.

El poder legislativo aprueba leyes que contienen normas de conducta obligatorias, incluso en el ámbito de las relaciones sociales y laborales. Está representado por la Asamblea Federal, representada por una o dos cámaras.

El Consejo de la Federación no tiene el derecho de aprobar leyes, pero tiene el poder de aprobar o rechazar las leyes federales adoptadas.

Las autoridades ejecutivas implementan leyes; se les confían funciones ejecutivas y administrativas.

El poder ejecutivo lo ejerce el Gobierno formado por el Presidente. Las actividades del Gobierno abarcan esencialmente todos los aspectos de la sociedad. El gobierno forma ministerios y departamentos federales y sectoriales.

y entre ellos, tanto especializados en temas de gestión laboral y de recursos laborales, como educativos y científicos.

El poder judicial administra justicia: castiga a los infractores, resuelve problemas y conflictos relacionados con la aplicación de la legislación laboral.

En cuanto a la composición y naturaleza de las tareas, el sistema estatal de gestión laboral en su forma actual cubre una gama bastante amplia de problemas, incluida la investigación científica y su implementación práctica en las áreas de las relaciones sociales y laborales.

La motivación y remuneración, organización y regulación del trabajo, estudio y regulación del empleo y la migración, legislación laboral, seguridad y condiciones de trabajo, nivel de vida, colaboración social, formación profesional y formación avanzada, etc.

Principales áreas de mejora:

1) realizar un análisis integral en profundidad de los problemas de gestión de los recursos laborales del país desde el punto de vista de su formación, uso,

desarrollo, empleo, migración;

2) un estudio y análisis exhaustivo de las áreas de investigación de organizaciones como el Instituto del Trabajo, el Instituto Central del Trabajo,  con el fin de definir y delimitar más claramente las áreas de su investigación y desarrollo, eliminando duplicaciones y reorientando sus actividades hacia las condiciones económicas de mercado.

Muchas cuestiones de gestión laboral se consideran teniendo en cuenta los acuerdos, convenios y otros documentos internacionales en el ámbito laboral, que son obligatorios para los estados miembros de la OIT.

Las principales tareas del Servicio Federal de Trabajo y Empleo del Ministerio de Salud y Desarrollo Social  son: 

desarrollar políticas en el ámbito social y laboral; 

coordinación de todo el trabajo en el ámbito social y laboral en el país; 

desarrollo de las principales direcciones de la política social gubernamental; 

preparación de recomendaciones para regular los salarios; 

formación de un marco legal y regulatorio para regular las relaciones sociales y laborales; 

participación en la celebración de acuerdos (arancelarios) generales y sectoriales; regulación del mercado laboral, empleo, etc.

El sistema estatal de gestión de los recursos laborales  se puede caracterizar desde dos lados: desde el punto de vista de aquellas tareas, funciones, procesos cuya implementación debe garantizar y para los cuales fue creado; y desde el punto de vista de la composición organizativa y estructural, es decir. la presencia de órganos gubernamentales y de gestión, instituciones y organizaciones de investigación y educación diseñadas para realizar estas tareas y funciones.

En cuanto a la composición y naturaleza de las tareas, el sistema estatal de gestión laboral en su forma actual cubre una gama bastante amplia de problemas, incluida la investigación científica y su implementación práctica en las áreas de relaciones sociales y laborales, motivación y remuneración, organización y normalización del trabajo, estudio y regulación empleo de la población y su migración, legislación laboral, seguridad y condiciones de trabajo, nivel de vida, colaboración social, formación profesional y formación avanzada, etc.

Las principales direcciones para mejorar el sistema estatal de gestión laboral son:

realizar un análisis integral en profundidad de los problemas de gestión de los recursos laborales del país desde el punto de vista de su formación, uso, desarrollo, empleo, migración. La necesidad de tal análisis se explica por el hecho de que en una economía de mercado existe una cierta redistribución del alcance de las tareas en el campo de las relaciones sociales y laborales entre los órganos del gobierno federal y regional. Algunas cuestiones, por ejemplo en el ámbito de la remuneración y la motivación laboral, son en gran medida competencia de las propias empresas y organizaciones;

estudio y análisis exhaustivos de las áreas de investigación de organizaciones como el Instituto de Investigación sobre Trabajo y Seguro Social,  subordinado al Ministerio de Salud y Desarrollo Social, con el fin de determinar y delimitar más claramente las áreas de su investigación y desarrollo, eliminar la duplicación y reorientar sus actividades en las condiciones económicas del mercado.

Política estatal de personal: concepto, objetivos, prioridades.

El desarrollo de una política estatal de personal con base científica es una necesidad urgente de la sociedad, el requisito previo más importante para fortalecer el Estado. El Estado tiene como objeto de influencia a todo el personal de la sociedad, todos los recursos humanos. Sin embargo, el objeto de la administración pública directa es el personal de la función pública, el personal de las autoridades públicas. Mecanismos significativamente diferentes para gestionar a los empleados del sistema de influencia estatal (incluida la indirecta) sobre el personal de las estructuras productivas, comerciales, financieras y bancarias.

Como muestra la práctica histórica, la formación de la política estatal de personal es un proceso bastante complejo y multifacético. Puede ser eficaz si se cumplen ciertos requisitos y condiciones, e incluye la implementación consistente de una serie de acciones de investigación, organizativas, de gestión, políticas y legislativas. El personal es el elemento social más estable de la sociedad y del Estado, portador de sus tradiciones y experiencia. Es el personal quien conserva estas cualidades incluso durante los cambios en el sistema sociopolítico, los cambios en las estructuras y la estructura del Estado. En el desarrollo de la política estatal de personal, es importante distinguir etapas separadas: 

desarrollo de la doctrina de personal; 

desarrollo del concepto de política estatal de personal, determinación de su contenido (sistema de metas, prioridades, principios, etc.); 

desarrollo de programas (específicos, integrales, etc.); 

Elaborar y establecer mecanismos para implementar la política de personal y resolver sus problemas individuales. Entonces, antes de determinar formas y medios para resolver problemas específicos de personal, es importante determinar los principios y posiciones conceptuales de la política estatal de personal, su lugar y papel en las actividades gubernamentales, los sujetos y objetos de la política de personal, los detalles de su interacción, etc. sobre la función pública, los decretos del Presidente sobre cuestiones de trabajo con el personal y la formación de la función pública, resoluciones y órdenes del Gabinete de Ministros han fortalecido significativamente el marco normativo. marco de la política estatal de personal.  Integral de Capacitación de Servidores Públicos y se definen normativamente las cuestiones de ingreso al servicio civil y su paso, conformación de una reserva de personal y terminación del servicio; 

se ha creado un sistema de formación, reciclaje y formación avanzada de funcionarios y directivos de empresas, instituciones y organizaciones estatales, etc. Estos y otros acontecimientos deberían intensificar la necesidad de crear el concepto de una política estatal unificada de personal. En la justificación teórica y determinación del contenido de la política estatal de personal, es necesario, en primer lugar, formular la doctrina de personal como una idea conceptual ascendente. La idea principal, la idea básica de la política estatal moderna de personal es cambiar la relación entre el Estado y el individuo, para garantizar el derecho constitucional del ciudadano a la libertad de elegir el lugar, tipo y tiempo de su trabajo. La esencia de la nueva doctrina del personal es que el Estado y el individuo son interlocutores sociales en la autorrealización profesional, laboral e intelectual del individuo. Lograr una combinación armoniosa de los intereses del individuo y el Estado, los intereses individuales y nacionales es el principio que define las actividades modernas del personal. Una etapa necesaria en el desarrollo de la política estatal de personal es la justificación teórica y definición de su concepto, es decir sistemas de posiciones de apoyo ascendentes e ideas líderes, que revelan los fundamentos científicos de los enfoques más efectivos del estado para resolver problemas de personal en las condiciones modernas y para el futuro, definen las tareas y prioridades de la influencia estatal en la formación, el desarrollo y el uso racional del personal.

potencial. El concepto permite definir más claramente la estructura, los elementos, los principios de la política estatal de personal y las pautas para un resultado determinado. Sin un concepto claro, se puede arruinar la línea principal de desarrollo de los procesos de personal y perder la capacidad de previsión, programación y planificación científica. Es imposible reducir la política estatal de personal únicamente a la formación profesional del personal de la función pública o a la dotación de personal de las autoridades públicas, o a la dotación de personal de las autoridades ejecutivas. Un enfoque departamental tan estrecho y corporativo dificulta la formulación de una política estatal de personal como estrategia nacional. El término “política de personal” es muy importante en la práctica de gestión. Lo principal es la diferencia en los enfoques para su uso: algunos investigadores y profesionales entienden por política de personal determinar la estrategia de trabajo con el personal de cada tema de la actividad de gestión, una especie de programa de actividades. Otros creen que las políticas de personal son idénticas a las actividades de personal, es decir interpretarlo de manera bastante amplia, incluido el trabajo de personal. De hecho, no existe un límite claro entre ellos, pero no son idénticos en contenido y tecnología de implementación, porque reflejan diferentes etapas y aspectos del proceso de personal. El trabajo de personal es la actividad de muchas entidades para implementar la política de personal; 

este es un conjunto de tecnologías, métodos, mecanismos para su implementación; Esta es la organización del trabajo con el personal. La política de personal como fenómeno social, que tiene una estructura multinivel, tiene un contenido mucho más amplio que la política estatal de personal, donde el sujeto es el Estado, que no puede asumir la solución de todos los problemas de personal. También existen otros temas de política de personal, por ejemplo, partidos políticos, organizaciones públicas, estructuras empresariales, colectivos laborales, etc. A menudo estamos hablando de la política de personal de una institución gubernamental, ministerio o región separada; 

en este caso, la frontera entre política y trabajo de personal es casi invisible, pero no es apropiado utilizar el término “política”. La política estatal de personal debe entenderse como una estrategia estatal, curso político de trabajo con el personal a nivel nacional, que refleja la voluntad del pueblo, la estrategia estatal para la formación, desarrollo y uso racional del personal, todos los recursos laborales del estado. En términos de significado, la política estatal de personal es un sistema de metas, objetivos, prioridades y principios oficialmente reconocidos de la actividad estatal en la organización y regulación de los procesos y relaciones del personal. Estos principios, a su vez, determinan los principales criterios para evaluar al personal, las formas de mejorar la capacitación, el reciclaje y la capacitación avanzada del personal y el uso racional del potencial de personal del país. La política de personal es ante todo una ciencia. Como ciencia, está llamada a reflejar en ideas, principios y criterios los patrones de desarrollo de los procesos reales de personal; 

se han convertido en constantes conexiones y relaciones que les confieren una cierta característica cualitativa que determina los principales rasgos y principios del trabajo del personal. Al mismo tiempo, la política estatal de personal es subjetiva en sus formas, mecanismos, tecnologías de manifestación e implementación, que en muchos casos está determinada por las acciones subjetivas de los individuos: líderes, jefes de agencias gubernamentales y depende de su forma de pensar. La política estatal de personal y las actividades multifacéticas para su implementación son un proceso socialmente regulado, un instrumento de poder específico y altamente organizado, una de las palancas de gestión más importantes. El concepto de política estatal de personal, una definición clara de objetivos, principios y prioridades, que le da una orientación e integridad específicas, vincula las actividades y acciones organizacionales, reforzando mutuamente la teoría y la práctica, basándose principalmente en el hecho de que: el desarrollo y la implementación 

La política de personal del Estado es uno de los problemas más complejos, multifacéticos y controvertidos a escala nacional. No puede reducirse a resolver únicamente problemas organizativos y de gestión, especialmente en la selección y colocación del personal directivo. Es importante identificar e implementar la interacción de los procesos de personal con los subsistemas socioeconómicos, políticos, administrativos, culturales y espirituales de la sociedad, con las tradiciones y estereotipos históricamente arraigados en la conciencia de las masas; 

la política de personal del Estado es una combinación de varias funciones sociales; 

al ser un instrumento eficaz de la administración pública y un factor importante en el desarrollo de la sociedad, la política de personal es al mismo tiempo un elemento de autorregulación de la vida de la población; 

La política de personal tiene su propia lógica objetiva, que refleja el nivel de desarrollo, las necesidades y capacidades de la sociedad y el Estado , la situación real del personal, el nivel de su profesionalismo y los patrones de desarrollo de los procesos de personal, su dependencia de la naturaleza y el nivel. del sistema sociopolítico y económico. La política de personal como parte integral de la política interior y exterior del Estado y un medio para su implementación se forma sobre la base y en el marco de la política estatal. Se está desarrollando en interés de estos últimos. Los objetivos, prioridades y principios de la política de personal dependen en cierta medida del papel del Estado en la sociedad, de la solución de los principales problemas de la formación del Estado, del tipo de gobierno (medidas de la relación entre el presidente y repúblicas parlamentarias), el nivel y la democratización de los mecanismos de la estructura estatal, la división e interacción de los poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), delimitación de sus funciones y poderes, perspectivas de transformación de las estructuras de gobierno central, regional y local.

La política de personal no debe ser estrictamente pragmática, diseñada únicamente para proporcionar personal para resolver los problemas de reforma del Estado y la sociedad. Una necesidad urgente es desarrollar una política de personal que tenga en cuenta las necesidades tanto del estado actual del estado como del futuro. Al desarrollar el concepto de política estatal de personal, se deben tener en cuenta los siguientes principios: 

1) el uso de principios científicos del conocimiento de los fenómenos sociales (sistematicidad, historicismo, determinación social); 

2) comprensión crítica y aplicación creativa del conocimiento científico acumulado en el campo de las actividades de gestión y personal, evaluación realista del estado del personal del estado, reconocimiento de la complejidad, interconexión e inconsistencia de los procesos de personal; 

3) análisis crítico de la experiencia nacional y extranjera en el trabajo con el personal, aprendiendo sus lecciones, comprendiendo los aspectos positivos y negativos de esta experiencia, su adaptación, teniendo en cuenta las tradiciones y características, la mentalidad de los ciudadanos ucranianos; 

4) tener en cuenta las realidades y necesidades modernas. Es la práctica y el análisis de la composición cuantitativa y cualitativa del personal lo que permitirá juzgar la efectividad de determinadas innovaciones y proporcionar material para identificar nuevas tendencias y necesidades. En el proceso de reformas que se lleva a cabo en nuestro país, se han producido muchos cambios en el trabajo del personal, cada vez más centrado y coherente. Y, sin embargo, hay motivos para afirmar que la situación de crisis del personal se superará muy lentamente. Basándose en las lecciones del pasado y el análisis de las realidades de hoy, el concepto también debe identificar las tendencias negativas en el desarrollo del cuerpo de personal actual y proponer métodos y medios con base científica para superarlas. En primer lugar, es necesario prever formas y mecanismos para contrarrestar la nueva monopolización de las actividades de personal por parte del Estado. Se debe prestar atención a las posibles consecuencias indeseables de la práctica del uso prolongado del “principio de mando” para la formación del personal directivo, el compromiso político y la lealtad personal de los empleados a un líder individual, el “servicio” al jefe, que puede afectar negativamente la profesionalidad y la innovación de las acciones del personal directivo. Es necesario consolidar en la política estatal de personal la idea de alternativaidad en la selección para altos cargos, impidiendo la “constancia del primer líder”. En consecuencia, no se pueden descuidar los aspectos teóricos y metodológicos del desarrollo de la política estatal de personal, sin prestar cierta atención a comprender su comprensión histórica objetiva y específica, analizar el material científico y técnico acumulado en esta área, identificar las necesidades de personal existentes para la reforma y las perspectivas de su desarrollo. El volumen y los límites de la regulación estatal de los procesos y relaciones personales, el nivel de su descentralización y democratización dependen en cierta medida de la estrategia para un mayor desarrollo del Estado y del nivel de formación de las relaciones de mercado, la participación de la propiedad estatal. A partir de los aspectos formulados, es posible determinar las características esenciales de la política estatal de personal, que debe ser: sistémica, es decir. uno que se basa en la unidad de metas, principios, formas y métodos de trabajo con el personal, teniendo en cuenta diversos aspectos de las cuestiones de personal (económico, social, moral, socio-psicológico, etc.); con base científica, realista, creativo, que tenga en cuenta las necesidades de personal de la sociedad, la secuencia y fases de la solución de problemas estratégicos, enfocado a la reactivación y desarrollo sostenible del país, a atraer al servicio personas entusiastas y capacitadas profesionalmente con aspiraciones y motivos creativos innovadores; unificado, pero de varios niveles, que cubre todo el cuerpo de personal, todos los procesos de personal en las condiciones de utilizar diversos mecanismos de influencia estatal sobre ellos; prometedor, que tenga un carácter proactivo y anticipatorio, teniendo en cuenta el progreso social, los cambios en la naturaleza del trabajo y los procesos de gestión; democrático en metas, base social y mecanismos para la solución de problemas de personal; 

espiritual y moral, que fomente en todo empleado, especialmente en los servidores públicos, la honestidad, la confianza en la rectitud y la responsabilidad cívica por el trabajo asignado y la conducta personal; 

legal, aquella que se realiza dentro de los límites y con base en la ley, que crea garantías jurídicas para la resolución objetiva y justa de los asuntos de personal. Son estas características las que se convierten en principios que brindan a la política estatal de personal integridad y certeza esencial, unidad dentro de todo el estado, crean la posibilidad de su influencia en todos los procesos de personal, en todos los temas del trabajo del personal y actúan como base para su interacción. . Así, los principales componentes del concepto de política estatal de personal son: 

sus objetivos, objetivos inmediatos y de largo plazo; 

prioridades y direcciones más importantes de las actividades del personal del estado; 

sujetos y objetos de la política de personal y la naturaleza de su interacción; 

principios y mecanismos para implementar la política estatal de personal; 

sistema de recursos humanos; 

Tecnologías para el desarrollo profesional del personal de la función pública. Condiciones importantes para su desarrollo deben ser un análisis crítico de la experiencia nacional y extranjera, teniendo en cuenta sus lecciones, un estudio en profundidad de la situación actual del personal y el estado del personal, identificando las necesidades para su mejora cualitativa y desarrollo profesional. La política estatal de personal tiene como objetivo predecir y programar el futuro, determinar la visión estratégica de la formación, el desarrollo profesional y el uso racional del personal, todos los recursos laborales, y determinar los objetivos y prioridades de las actividades del personal.

La política de personal en el servicio público y el mecanismo para su implementación 

– la gestión de personal tienen como objetivo lograr objetivos principales estratégicos: 

1) la formación de un alto profesionalismo y cultura de gestión y procesos tecnológicos, logrando la dotación de personal de todos los sectores del servicio público con trabajadores calificados, activos, espirituales y morales; 

2) el uso más eficaz del potencial intelectual y personal del aparato estatal, su preservación y mejora; 

3) creación de condiciones y garantías más favorables para que cada funcionario público demuestre sus habilidades, realice intereses y planes personales positivos, estimule plenamente su crecimiento profesional y avance profesional y aumente la eficiencia de su trabajo. Para lograr estos objetivos se determinan las tareas actuales y áreas prioritarias de trabajo con el personal de los distintos poderes del Estado, teniendo en cuenta las funciones y principios específicos de dotación de personal de cada órgano de gobierno. En el Concepto de reforma del sistema de función pública, la política de personal se considera uno de los principales medios para aumentar la eficiencia del funcionamiento del sistema de función pública y se implementa mediante la formación de un cuadro de funcionarios públicos profesionales que Tener las cualidades necesarias de estado y servicio público. Las direcciones prioritarias (es decir, primarias) de la política de personal en el sistema de servicio público son: 

la formación de un mecanismo eficaz para seleccionar personal para los funcionarios públicos y trabajar con ellos. Las medidas prácticas incluyen la transición del nombramiento a la admisión a la función pública sobre una base competitiva, el establecimiento de un período de prueba, la transición a contratos de servicios, etc.; 

aumentar el prestigio de la función pública y la autoridad de los funcionarios públicos; 

mejorar los programas de formación y desarrollo profesional de los funcionarios públicos. Al mismo tiempo, se reconoce que la formación y el reciclaje profesional de los funcionarios públicos son los ámbitos más importantes de la política de personal. En la implementación de estas áreas prioritarias, la solución más importante son las siguientes tareas principales; 

gestión del desarrollo de las cualidades profesionales de los funcionarios públicos; 

renovación y rotación de personal de funcionarios públicos; 

formación de una reserva de personal y velar por su uso eficaz; 

Evaluación objetiva del desempeño de los funcionarios públicos, principalmente durante los exámenes de certificación o calificación. Estas prioridades y objetivos determinan en gran medida el contenido de la gestión de personal en la función pública. En el curso de la implementación de la política de personal, se deben utilizar mecanismos y tecnologías de personal modernos, mientras aumenta el papel y la responsabilidad de los servicios de personal de los órganos gubernamentales. Por eso, La tarea estratégica más importante de dotar de personal a la función pública es la formación de un aparato de gobierno compacto, altamente profesional, óptimamente equilibrado y eficaz en todos los niveles. La política de personal en la función pública debe ser estable, sostenible, adecuada a las necesidades de la sociedad y del Estado, no cambiar con un cambio de líder o su equipo, y no reducirse a reorganizaciones de “personal”, porque Lo principal en la política estatal es garantizar la seguridad nacional y la protección de los derechos y libertades constitucionales del hombre y del ciudadano.

Autor Donal Sandro Noblejas Huamán

Lima Perú 🇵🇪 

Whatsapp:51924118897 – 51939416004

Sitio web verlista.com

verlista.com

https://pe.linkedin.com/in/donal-sandro-noblejas-huaman

You may also like

Leave a Comment

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00