Portada » Cómo organizar la gestión de ideas

Cómo organizar la gestión de ideas

by Donal Sandro Noblejas Huaman

Hola mi nombre es donal Sandro de Lima Perú 🇵🇪 hoy vengo con otro artículo de recursos humanos y como siempre y en cada uno de ellos completamente solo y me agrada porque se aprende bueno ahí vamos.

La gestión de ideas consta de cuatro pasos básicos:

Colección de ideas;
Evaluación;
Revisión;
Implementación

  1. Colección de ideas.

En la era pre-digital, las propuestas se recopilaron utilizando un “cuadro de ideas y propuestas”, en el que el autor puso la idea esbozada en papel. Dichas cajas se ubicaron en toda la empresa, en cada departamento o taller.

Algunas compañías los usan ahora, pero la caja tiene muchas deficiencias. Por ejemplo, el autor no puede ver en qué etapa del estudio se encuentra su idea, y si llegó al destinatario en absoluto. El principio de dicho sistema en sí no es transparente: las ideas pueden perderse o ser robadas, es difícil analizar su flujo y es difícil dar retroalimentación a los autores.

Puede usar sistemas de información para administrar ideas (productos de software que permiten a los empleados hacer sugerencias y gestión) para recibirlas sistemáticamente y trabajar con ellas. Por ejemplo, pueden ser los servicios de OI Engine, Planbox, Yaware Ideas, Qmarkets, Neaktor y otros.

Con estos servicios, la gestión de ideas simplemente se convierte en uno de los procesos comerciales de la empresa.

Cualquier empleado puede ofrecer algo fácilmente. El iniciador hace una solicitud, automáticamente llega al líder o la persona responsable del análisis de ideas. En la etapa de recolección, la idea también puede aclararse si los matices no son claros.

  1. Evaluación.

Muy a menudo, una idea es evaluada no por un experto, sino por varios, especialmente si la propuesta afecta el trabajo de varios departamentos. La etapa de evaluación se puede implementar en forma de aprobaciones por etapas. Después de la coordinación, debe dar retroalimentación al iniciador. Si la idea es digna, entonces el autor puede ser recompensado, alentado públicamente, dado un día libre extraordinario, poner su foto en la pizarra de honor, expresar gratitud oficial: hay muchas maneras.

Si decide recolectar ideas de manera centralizada, asegúrese de que la mayoría de las propuestas sean inviables, extrañas o francamente estúpidas.
No te burles de ellos. De lo contrario, los empleados dejarán de ofrecer. Sea lo suficientemente cortés como para rechazar con una nota de que en este momento tal idea no puede realizarse. Por cierto, incluso ideas obviamente fantásticas a veces vale la pena considerar. Quizás encuentren una solución extraordinaria o la creación de un producto innovador.

No descuides ni siquiera las propuestas muy pequeñas.
Los empleados de Toyota, por ejemplo, ofrecen mejoras de puntos, como “reorganizar la caja de herramientas” o “cambiar la forma del destornillador”. Gracias a tales micro mejoras, la compañía ahorra cientos de miles de dólares al año.

  1. Finalización.

Si la idea parece prometedora, se transmite para un mayor desarrollo. Los especialistas necesarios están conectados con el autor, comienza el trabajo sobre el prototipo. A veces, varios empleados pueden tener ideas similares. Entonces tiene sentido combinarlos en un equipo o recolectar lo mejor de todas las opciones y combinarlos en un proyecto prometedor.

Para enriquecer y refinar ideas, a veces tiene sentido dar acceso a todos los empleados a un banco de ideas. En este caso, los empleados podrán ver las propuestas de sus colegas y complementar las ideas existentes, en lugar de hacer “duplicados”. Con un cuadro de ideas, esto no funcionará.

  1. Implementación de la idea

La esencia de la etapa es comprensible: las ideas que han pasado la coordinación y las pruebas están incorporadas. Luego, comienzan a generar ganancias, como la PlayStation, o ayudan a ahorrar dinero, como un aislamiento térmico mejorado.

A veces, un empleado que ha propuesto una solución útil no solo recibe una bonificación, sino que también se convierte en el jefe de una nueva dirección, como el ya mencionado Ken Kutaragi de Sony. Tales ejemplos son un poderoso incentivo para que los empleados sean más activos e incluyan su creatividad.

atentamente verlista.com

autor Donal Sandro Noblejas Huaman

lima Perú 🇵🇪

You may also like

Leave a Comment

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00